Dueleamorweb

Hot! Libros 11-09-13

Laura 

Vida y militancia de Laura Carlotto

De María Eugenia Ludueña

 

Si hay alguien indiscutible en la lucha por los derechos humanos es Estela de Carlotto. Todos sabemos que busca, desde hace años, sin encontrarlo, a un nieto suyo, probablemente nacido en cautiverio durante la dictadura. Pero no es tan conocida la lucha de su hija Laura Carlotto, militante montonera. Laura estaba embarazada cuando fue secuestrada y desaparecida en noviembre de 1977.

Laura, como muchísimos de los desaparecidos era muy joven y militaba en La Plata por causas como el boleto estudiantil. Pero tampoco hay que tener una mirada ingenua. Estos jovenes tenían ideas y pelaban por ellas. El papa de Laura que le revisaba la cartera, mas para cuidarla que para controlarla, nunca le encontró un arma.

El libro es atrapante no solo porque esta muy bien escrito sino porque es muy emocionante acercarse a las personas detrás de los cuadros políticos.
Uno la ve a Estela de Carlotto, tan entera, tan firme, tan perseverante, y se olvida que alguna vez tuvo 15 años, y se enamoro en un cine. Y quizas tampoco sabe que su hija eligio su nombre de guerra Rita por una gata brava que tenian en la casa, y que en cautiverio tuvo un bebe que se llama Guido como su papa y que hoy tiene 35 años y que lo siguen buscando.

 

De aquí a la paternidad

Qué le pasa al padre durante el embarazo, semana a semana

De Javier Fabrissin y Marcos Zurita

Ilustraciones de Julia Verri

Está lleno de libros y sitios donde cuentan que le pasa a la mama semana a semana y nada sobre el padre que tiene ese papel de reparto. El libro cuenta cosas como que ni bien se planta el embrión, la mamá cambia de humor, empieza a dormir un poco más, y el padre NI SE ENTERÓ.

Empiezan los primeros exámenes, como el de la toxoplasmosis, entonces el médico les dice que la madre ya no puede cambiarle más las piedritas al gato.
Semana 45… de cambiarle las piedritas al gato! Esas son las cosas que les tocan a un papá durante el embarazo.

Hay un capítulo sobre cómo contarle a la familia, otro sobre cómo elegir el nombre: él sugiere uno copado, original, como Darth Vader, o pero si dicen José la madre puede decir que le hace pensar en Stalin o en Guardiola…
El sacerdocio de acompañarla a los controles con el obstetra…

El libro cuenta el embarazo paso a paso desde ese lugar medio lateral, medio de side car que tiene el papá, y tiene un epílogo muy importante donde habla del pos parto paterno.
La colección promete otros títulos que ya dan ganas de leer
Las 30 investigaciones neurocientíficas más extrañas, sorprendentes y bizarras
y
Las extensiones patológicas del amor.
AUTOWAHN.COM

 

Por que duele el amor

Una explicación sociológica

De Eva Illouz

Para Eva Illouz, cuando hablamos de amor siempre hablamos de sufrimiento.

“No abordes a un hombre. No lo llames y devuelve sus llamadas tarde. No aceptes ninguna cita para el sábado a partir del miércoles. No precipites una relación sexual. Deja de salir con él si no te hace un regalo romántico para el Día de los Enamorados.”

El lector no va a encontrar esta clase de consejos, pero tampoco todo lo contrario. Esta cita forma parte del libro: Illouz la toma de Las reglas del juego, un fenómeno editorial que en 1995 llegó a vender más de dos millones de ejemplares. Pero no hace lo que cualquiera esperaría de una teórica crítica de la cultura con tendencia feminista: en vez de horrorizarse por lo denigrante de estas sugerencias, les presta atención en tanto funcionan como estrategias para generar escasez en un mercado controlado por los varones.

Así ve Illouz las reglas del juego, como reglas de mercado. Dice que hay mayor predisposición de las mujeres al compromiso y las monedas de cambio son el capital erótico y la propia subjetividad.
Ella deja a Freud a un costado. Nos pasamos horas revisando los traumas de infancia para saber qué es lo que nos hace fracasar en el amor. Pero si las condiciones están así no hay mucho que podamos hacer nosotras en el diván.

Dadas por las disposiciones culturales, en realidad el terreno de las relaciones amorosas no sería un parque de diversiones donde cada uno elige con mayor o menor felicidad su propia aventura, sino un parque bursátil donde las acciones suben y bajan según las leyes de la oferta y la demanda.

En Por qué duele el amor pasa de las heroínas de ficción como Ema Bovary a las antiheroínas de todos los días, las que nos juntamos en los cafés a escuchar los lamentos de las amigas y nos tenemos a nosotras mismas. A los hombres los despatologiza analizando la coyuntura cultural en la que surgen sus conductas, y a las mujeres les quita el peso de la culpa por no haber resuelto bien los complejos de Electra. En el recorrido trata de entender, porque para ella ése es el único antídoto contra las penas.